Algunos panes que estoy probando envasados no me gustan nada, así que hasta que me regalen la máquina de hacer pan, he decidido ir probando masas.

Han quedado muy buenos y seguro que volveré a hacer otro día.

Ingredientes:

  • 300 g. de harina Schär Mix Pan
  • 10 g. de levadura seca o 15 g. de levadura fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 200 ml. de agua templada
  • una pizca de sal

Elaboración:

  1. Mezclar todos los ingredientes y formar una masa lisa.
  2. Coloque la masa sobre la superficie de trabajo y siga amasando con las manos ligeramente enharinadas.
  3. Forme panecillos del mismo tamaño, coloque el papel de horno en la bandeja y sobré él los panecillos. Cubra con un trapo húmedo y deje que suban hasta el doble de tamaño.
  4. Colóquelos en el horno a una altura media y hornee durante unos 25 minutos a 200ºC.

He puesto pipas peladas y semillas de sésamo que le han dado un toque más crujiente. Se pueden hacer con aceitunas, frutos secos, semillas de amapola, etc.

Así es como han quedado al haber subido la masa: