tarta higos1

Conseguimos unos higos y pensamos en hacer una tarta. A mi no es una fruta que me entusiasme, pero en este pastel queda muy bien. Me puse a buscar información sobre los higos que habíamos cogido, ya que en mi terreno siempre los había visto de color verde más oscuro, y estos tenían un color más verde con unas rayitas. Gracias a la información de la página de Jordi, Figueres catalanes (traductor en francés o inglés), supe que nuestra variedad era “Carbasseta” (Panaché). Os recomiendo totalmente esta tarta, los arándanos le dan un gusto genial. Lo vi en el blog de Inmaculada, “PAN Y VARIOS“, dónde podéis encontrar algunas recetas sin gluten. Me maravillan sus fotos y su cocina tan diferente :) A mi me faltaban algunas especies  y tampoco puse avena, ya que está prohibida totalmente para los celiacos, pero quedó buena igualmente.

Esta receta de la dedico a Pikerita, que se ha quedado a hacer guardia todo el verano para que este blog no se quede sin comentarios :) Gracias!

Ingredientes: (Yo no tenía algunos ingredientes, y otros como la avena no podemos comerla, si queréis la receta entera la encontraréis —> aquí)

  • 1 plancha de pasta brisa sin gluten
  • 1 taza de arándanos frescos, congelados o en conserva (yo compré deshidratados)
  • 8 higos frescos ó 200 g. aproximadamente en conserva
  • 1/2 taza de azúcar moreno
  • 1 cucharada de canela en polvo (marca apta)
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada (marca apta)
  • 250 grs. de avellanas tostadas, picadas (no molidas) – marca apta

Elaboración:

  1. Forramos un molde de tarta con la pasta brisa. Pinchamos el fondo para que no suba y cocemos en el horno precalentado a 170ºC-180ºC unos 10 minutos.
  2. Ponemos sobre la base los arándanos esparcidos.
  3. Encima colocamos los higos, pelados y cortados por la mitad, escurridos si son en conserva.
  4. En un bol, mezclamos el azúcar y las especies. (Mi truquillo, como no puse avena, y para facilitar la mezcla, le puse unas cucharaditas de agua).
  5. Repartimos esta mezcla por encima de los higos, y terminamos con las avellanas picadas.
  6. Horneamos en el horno precalentado a 180ºC, unos 20 minutos. La superficie debe estar bien doradita. Si durante la cocción se tuesta demasiado el borde de la tarta, podemos forrarlo con un poquito de papel de aluminio.

Inmaculada nos dice que puede prepararse también con cualquier fruta fresca o en conserva, melocotones, peras, mandarinas, lichis, etc. 

Bon profit!

Receta extraída del blog “PAN Y VARIOS”  

tarta higos 2