Este verano me registré en el foro de “MundoRecetas“, y allí está la gente cocinando a todas horas y con muy buenas ideas. Ví estos pasteles que me encantaron. Pero claro tenía que hacer uno el día que hubieran muchos niños. Aprovechando que el sábado fuimos a un bautizo, pensé que sería un buen motivo para hacer una. No es difícil pero si entretenido, y queda muy bien el resultado. Me ayudó mi hermana, menos mal porque el diseño a mí me hubiera quedado un desastre… A los niños les encantó, y los no tan niños se quedaron con la boca abierta, ya que se pensaban que era de compra. Se deben mejorar algunas cosas pero después de verlos la cara a todos quedé contenta del resultado.

 Para hacerla necesitaremos:

  • una base, cortada al gusto, redonda, cuadrada o rectangular. Mejor si es de corcho blanco, así las chuches se podrán clavar mejor (el nuestro era demasiado duro y nos hicimos daño en los dedos).
  • palillos, palitos de colores (que venden en el Mercadona por ejemplo): si pueden ser palillos redondos mejor.
  • y chuches, piruletas, etc., lo que se le pase por la cabeza y que pueda clavarse. Cuanto más diferentes sean mejor os quedará el resultado. (Yo no puse todas las chuches sin gluten, ya que iba a comer. Y aunque lo hubieran sido, tampoco habría comido :). Después de hacerla se queda un olor a dulce que se te pasan las ganas de comer jajaja.

Cortar la base al gusto, hacedla siempre de un tamaño más pequeño del que queráis hacer, ya que entran muchísimas chuches y después queda enorme enorme! Forrar la base con papel de aluminio.

Antes de ir clavando las chuches, mejor pensar qué diseño haréis, así que ya sabréis donde va cada cosa. Empezar por abajo e ir subiendo.

Al ir clavando las chuches veréis que a veces queda el palillo o el palito de colores que se ve. Creo que mejor que no se vean, pero a veces nos fue imposible esconderlo. Supongo que es cuestión de practica y encontrar una buena base dónde se claven bien. En cuanto a los espacios vacíos: mejor tener muchas chuches así se van poniendo más apretadas.

Puede envolverse el pastel con una hoja de celofán, y así cuando entregéis el regalo quedará más espectacular, ya que se ve lo de dentro.

Espero que os animéis a hacer una, ya que como digo es muy entretenido pero vale la pena!

He sacado las ideas para hacerla: de MundoRecetas, de una receta de Blanca.

Fotos: LAS RECETAS DE GLUTONIANA