magdalena_rellena_choco_glutoniana

BOMBONES DE CHOCOLATE DIVERTIDOS II

No puedo entrar en una tienda de cocina sin comprar algún molde y cuando son tan monos es difícil resistirse.  🙂

¿Se puede vivir sin ellos? La respuesta es sí, pero si se tienen se pueden adornar mejor los postres o dar una sorpresita en forma de bombón.

Estoy experimentando con el chocolate, después de intentar hacer huevos rellenos para Pascua y morir en el intento por qué se rompieron, me compré un termómetro súper chulo y a la próxima no se me resisten. Pero estas recetas las hice tal cual. Chocolate fundido al baño María y ya está, sin añadir nada más ni vigilar la temperatura.


tabletas_pequeñas_choco_glutonianamolde_mini_tabletas_choco_glutoniana

MINI TABLETAS DE CHOCOLATE

Para decorar muffins, cupcakes o alguna tarta. O para regalar como tabletas pequeñas de choco. ¡La imaginación al poder! Yo se los clavé en las famosas MAGDALENAS RELLENAS DE CHOCOLATE, por si alguien consideraba que no tenían suficiente  🙂

 robotitos_xoco_glutoniana

molde_minirobotitos_glutoniana

MINI ROBOTS DE CHOCOLATE

Me enamoré de este molde, pero luego dije: “ai y esto se desmoldará”. El miedo es muy malo e hizo que le pusiera spray desmoldante. ¡Gran error! Pero yo que sabía… la ignorancia es muy mala. Quedaron todos con manchas blancas. A la próxima lo hice con chocolate a solas y dejando enfriar bien y ¡Volilà!, salieron enteros. Como bombones solos quedan monísimos. A la próxima los hago con otra receta bicolor que guardo.

Nota: Para las mini tabletas utilicé un poquito de chocolate de las magdalenas cuando lo deshice al baño María. Para los mini robots le puse unos 150 g. de chocolate fondant. En ambos casos sin gluten. Pero podéis aprovechar si tenéis algunos moldes de estos para ir haciendo cositas el mismo día.

***

 Hace tiempo publiqué una entrada con otros moldes también  muy bonitos:

BOMBONES DE CHOCOLATE DIVERTIDOS I

Fotos propiedad de: LAS RECETAS DE GLUTONIANA

Comparte esta entrada si te gusta, pero no para fines comerciales y sin permiso. Te gusta que respeten tu trabajo, ¿verdad? Al resto también nos gusta. ¡GRACIAS!