pastel_quesitos_mermelada copy

Una de mis primeras recetas en el mundo de la repostería fue este pastel. En su momento quise explicar cosas de dónde había salido la receta pero había olvidado partes. Y hace nada encontré a alguien que me trajo recuerdos. Hace muchos años trabajé en YKK, la famosa fábrica de cremalleras. Y entre miles de cremalleras y cremalleras había mucho de qué hablar, como no, de cocina también. En las largas noches del turno de noche recuerdo conversaciones a las 3 de la mañana sobre cocina. Había alguien de Campredó que se llamaba Maria José, nos pasó esta receta y nos trajo un día para probarlo. Pocos ingredientes, no hace falta báscula, levados ni cosas raras. No sé cuántas veces la he hecho ya, pero nunca he tirado un trozo. Ha sido la base de muchas tartas con base de galletas y mis seguidoras me han dado ideas para otras presentaciones. Eso demuestra que en la vida de momentos como raros pueden salir cosas buenas como este pastel, por qué no me digáis a mí que no es raro trabajar de noche cuando todos duermen, hacer miles de cremalleras que yo nunca entendía a dónde iban y encima hablar de cocina. Si por unas de esas casualidades de la vida Maria José me leyerá… pues, ¡va por ti esta receta! (ahora es cuando meto la pata y recuerdo mal su nombre aiss jajaja).

PASTEL DE QUESITOS DE MARIA JOSÉ

Ingredientes (es para dos pasteles, si se quiere hacer uno más pequeñito sólo  se tiene que dividir las cantidades):

  • 6 huevos
  • 2 yogures
  • 8 quesitos sin gluten
  • 2 vasos de yogur de harina sin gluten (yo Mix Dolci de Schär)
  • 4 vasos de yogur de azúcar
  • 4 vasos de yogur de leche tibia
  • Opcional: mermelada para decorar o frutas

Elaboración:

  1. Se ponen todos los ingredientes en un recipiente grande y se baten con la batidora (sin que queden grumos).
  2. Ponerlo en 2 recipientes redondos o una fuente plana al horno durante 30 minutos aproximadamente a unos 180 ºC, ir pinchando hasta que esté hecho. Cada horno es un mundo y si lo ponéis en recipientes individuales también le costará menos cocerse.
  3. Se deja fuera del horno y se guarda en la nevera. Es de esos pasteles que mejor dejar reposar de un día para el otro.

CONSEJOS: Se puede decorar con mermelada al gusto, una de frambuesas, fresas o arándanos le queda genial. Sólo está riquísimo y con una base de galletas y mermelada también.

Bon profit!

Fuente receta: Maria José.

Foto propiedad de: Glutoniana

Está totalmente prohibida la reproducción de las fotos y el texto sin permiso expreso de las autoras y mucho menos para fines comerciales. RESPETA EL TRABAJO DE LOS OTROS. ¡GRACIAS!

 ***

Otras variantes con la base de esta receta:

 

tarta marzo

Tarta de Marzo con fresones

 

***

 pastel_quesitos_judit

Con molde en forma de corazón y con fresones.

 

pastel_quesitos_fruita_judit

 Con molde redondo y con frutas colocadas de forma decorativa.