El otro día me dejaron una panificadora para probarla y ponerla en marcha. He probado varias marcas ya lo sabéis, ésta me pareció muy fácil de usar. Sale más económica que otras marcas y para gente que no quiera liarse mucho, puede estar muy bien. La pega es que solo tiene cubeta de PAN DE MOLDE.

Muchas personas me preguntáis por las panificadoras, si son útiles o no. Yo la suelo recomendar para las personas que empiezan en el mundo sin gluten y no les gusta o no quieren comer del comprado. Con cuatro nociones y poco tiempo, se pueden sacar muy buenos panes. A tener en cuenta es el espacio que ocupan y el dinero. Hay familias que hasta lo preparan los niños de lo fácil de usar que es 🙂

De todas las que he probado, la que más me gusta es la ZERO-GLU y me gusta mucho por varios temas, sobretodo por los moldes, os conté en el blog mi opinión >> leer mi opinión.

 

PAN ESPONJOSO EN PANIFICADORA SILVERCREST

Y CON HARINA DE MERCADONA

(Sin gluten y sin lactosa)

Ingredientes:

  • 410 g. de preparado panificable sin gluten y sin lactosa de Hacendado, de Mercadona
  • 330 g. ó 350 ml. de agua fría
  • 50 g. de aceite de oliva
  • 18 g. de levadura fresca sin gluten y sin lactosa

VIGILAD QUE TODOS LOS INGREDIENTES SEAN SIN LOS ALÉRGENOS A EVITAR

Necesitamos:

  • Panificadora Silvercrest de LIDL

Elaboración:

  1. En el recipiente de la panificadora, con las palas amasadoras, verter la mitad del preparado panificable.
  2. Añadir el agua, el aceite y el resto de harina.
  3. Al final, la levadura fresca desmenuzada por encima.
  4. Poner el recipiente en la panificadora encajandolo bien. Cerrar la tapa.
  5. Programa 9, peso 1.000 gramos, tostado medio, tiempo 1:41
  6. Dejar que la máquina haga su trabajo amasando. Si vemos que se queda mucha harina por las paredes, podemos ayudarnos de una espátula para bajarla.
  7. Y si cuando ha acabado el amasado queda más masa por una parte que la otra, podemos nivelarla con una espátula mojada en agua. Incluso le podríamos poner semillas por encima si queremos o pintar con aceite. Yo lo hice tal cual.
  8. Cuando empiece el levado: ¡YA NO ABRIR MÁS HASTA QUE ACABE!
  9. Cuando pite que ha acabado el programa del todo, abrir la máquina. Al cabo de un momento, con cuidado, quitar el recipiente de la panificadora. Dejar enfríar un poco más y sacar el pan de dentro de la cubeta. Si lo dejamos mucho rato se puede humedecer.
  10. Dejar enfríar sobre rejilla y ya podemos cortarlo a rebanadas. Si lo cortamos muy caliente se romperá.
  11. Con esta receta queda muy tierno.
  12. Se puede congelar y luego calentar un poquito o tostar.

NOTAS Y CONSEJOS SOBRE LA RECETA:

  • Se me olvidó quitar las palas amasadoras. Por lo que el pan quedó con los agujeros. Si queréis quitarlas debéis seguir los pasos de las instrucciones, cuando suenan los 10 pitidos en el último amasado, se puede parar la máquina, sacarlos, aplanar la masa  y continuar el programa.
  • Si se quiere preparar este pan en otra panificadora, debería adaptarse al programa en el que hacéis vosotros normalmente el pan. El resultado podría ser algo diferente ya que no sería la misma marca de panificadora.
  • Hacer pan con la panificadora tiene la ventaja que no tenemos que saber mucho de amasados u otras cosas. Podemos comer pan calentito y ahorramos mucho tiempo.  La contrapartida es que una panificadora ocupa mucho espacio. Si no estáis muy seguros de que la utilizaréis, mejor no comprarla.
  • Nota para no-celíacos: esta harina es un preparado sin gluten, por lo que no se puede sustituir exactamente por harina de trigo. Pero hay en la red muchísimas recetas para esta panificadora con harinas con gluten. ¡Animaros a hacer vuestro pan en casa!

Bon profit!

 

 

Texto: GLUTONIANA

Receta: La del paquete del preparado panificable Hacendado, de Mercadona

Más recetas de PANES >> aquí

Fotos propiedad de: GLUTONIANA

SI TE GUSTA ESTA ENTRADA PUEDES COMPARTIRLA,

PUEDE SER DE AYUDA PARA MUCHAS PERSONAS CELÍACAS O CON OTRAS INTOLERANCIAS